Personas

Buscar en fisioEducación

Las emociones son procesos psicológicos que nos ayudan a sobrevivir. Nos preparan para adaptarnos y responder al entorno. Con esta entrada pretendo recopilar lo que para mí deben ser los conocimientos básicos de un fisioterapeuta sobre las emociones, vamos a ver si lo consigo:

  • Intenta describir lo que es una emoción, ¿a qué no es fácil? Las emociones son procesos psicológicos complejos y difíciles de explicar.
  • Con ciertas reservas, como casi siempre, parece que hay cuatro elementos presentes en las emociones. Hay cambios fisiolólogicos: si me emociono el corazón me puede ir a mil o me puedo poner roja o el vello se me eriza o la adrenalina se dispara o se me bloquea la mente. Aunque cada emoción parece tener su propio modo de reacción, la reacción que "se nota" es la que tiene una relevancia adicional porque comunica mi estado emocional. Parece que la comunicación entre fisioterapeuta y paciente debe ser eficaz para lograr resultados terapéuticos. Debemos estar atentos a las emociones que "se notan" en la cara, en el cuerpo o la entonación  de nuestros pacientes. Hay un afrontamiento que incluye acciones. La agresión, la evitación, la adopción de una postura corporal son respuestas posibles, ¿te ha agredido alguna vez un paciente? Hay una experiencia subjetiva de la emoción, la gente experimenta su emoción, experimentan el miedo o la alegría, el paciente experimenta emociones.  Una misma situación puede provocar distintas emociones en distintas personas, parece que hay una valoración o proceso cognitivo de la situación. No todos los pacientes experimentan lo mismo. 

Aquí os dejo unos pequeños consejos que os pueden ayudar a que las mochilas que llevéis al colegio pesen menos:

Tu mochila no debería pesar más del 10-15% de tu peso. Si pesas 30 kg, tu mochila debería pesar 3 kg para mantener tu espalda sana. Por curiosidad pesa tu mochila y dime si empezamos bien o mal.



Si pesa más de lo debido, vamos a ver si podemos solucionarlo. Mira la mochila, con atención, ¿es demasiado grande para ti? Si la respuesta es afirmativa entonces, no lo dudes, diles a tus papis que te compren una mochila acorde con tu tamaño. Si la mochila es muy grande puede que la llenemos demasiado, al menos eso me pasa a mí con mi bolso, cuanto más grande es, más lo lleno.

Esta semana he tenido la suerte de acudir a una sesión de cuentacuentos para familias. Era la primera vez que iba a un evento de estas características, y lo hacía con ganas porque, a veces, sientes la necesidad imperiosa de hacer algo diferente.

Conforme íbamos entrando en la sala habilitada para la charla, conocíamos a la persona encargada de realizar la misma, porque en el correo electrónico que nos invitaba a la asistencia de la misma no se indicaba quien iba a ser nuestro "cuentacuentos". Y... lo sientes, conectas, sabes que es un ser especial que te emocionará y te sorprenderá y te despertará del letargo. Y así fue...

Despues de que Federico Martín Nervás nos recordara la importacia de la palabra y del momento y de la emoción y del amor y de la vida y de la muerte, nos invitaba a través de ciertos cuentos escritos para niños y ciertas obras escritas para hombres a explorar los sentidos.

Uno de los libros que recomendó fue " El arte de contar cuentos a los niños" de Elena Fortún. Como no podía ser de otra manera, adquirí la obra con las ganas de un aprendiz de la vida.

Ya sabéis que me encanta conocer el significado de las palabras. Acudo una vez más a la Wikipedia : La COMUNICACIÓN es el proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra. Los procesos de comunicación son interacciones mediadas por signos entre al menos dos agentes que comparten un mismo repertorio de signos y tienen unas reglas semióticas comunes.

Como fisioterapeuta me comunico con pacientes, alumnos, familiares de pacientes, fisioterapeutas, otros profesionales sanitarios y no sanitarios y personas que nada, en principio, tienen que ver con el ámbito sanitario, aunque ya sabemos que la salud nos preocupa a todos. Me viene (sin poder evitarlo) a la memoria la canción popular " tres cosas hay en la vida..." .

Ayer, una madre de un niño de cinco años en una conversación de parque descubrió que yo era fisioterapeuta y me invitó a participar en una charla para la clase de su hijo. Los niños están trabajando en un proyecto que se llama "El cuerpo humano" y a la mamá le pareció interesante que un profesional sanitario les hablase sobre el tema (CURIOSO QUE LA MAMÁ ASOCIASE " EL CUERPO HUMANO" CON PROFESIONES SANITARIAS, ANTES DE PEDÍRMELO A MÍ SE LO HABÍA PEDIDO A SU HERMANA ENFERMERA). Si la mamá estaba entusiasmada, a mí me encantó la idea. Conozco la campaña del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid sobre prevención en escolares y tuve una experiencia en la Feria de Salud de Fuenlabrada con niños un poco más mayores. Después del entusiamo inicial me paré a pensar y me surgieron dudas acerca del enfoque que debería dar a la charla y de la forma más eficaz de comunicarme con niños de cinco años. También me acordé de situaciones clínicas cuando tratamos a niños y me pareció necesario hacer esta entrada sobre comunicación eficaz, repasar los elementos esenciales a tener en cuenta para lograrla y después aplicarlo al público infantil, prometiendo contar mi experiencia si se llevase a cabo.

Leyendo el libro blanco de los epacientes nos encontramos con este primer párrafo:

…[Cuando los pacientes] participan más activamente en el proceso de atención médica, podemos crear un nuevo sistema de salud con servicios de mayor calidad, mejores resultados, menor coste, menor número de errores médicos, y pacientes más contentos, más sanos. Tenemos que hacer de esto, el nuevo patrón de oro de calidad en la atención médica y el principal objetivo de todos nuestros esfuerzos por mejorar:

    • No mejores hospitales.
    • No mejores prácticas médicas.
    • No sistemas electrónicos médicos sofisticados.
    • Pacientes más felices, más sanos.

- Charles Safran.

Continuando esta interesante lectura me pongo al día de los aspectos implicados en la exploración de la salud on-line en la era de la información y APRENDO mucho acerca de este concepto revolucionario del epaciente. El término de epaciente fue acuñado por el Dr. Tom Ferguson, describiendo con él a las personas preparadas, capacitadas, empoderadas y comprometidas en su salud y en la toma de decisiones sobre su atención médica. El epaciente está mejor informado sobre su salud y los servicios que se le pueden prestar y establece una nueva relación con el profesional sanitario.

Esta es una pregunta que quizás muchas lectoras o alguna de sus familiares se haya hecho. Efectivamente este problema no es nada infrecuente. Vamos a intentar resolver las dudas sobre este problema.

En primer lugar, ¿de qué estamos hablando? Se trata de la caída, descenso o herniación de un órgano o parte de él desde la cavidad pélvica. En palabras sencillas, es la salida de contenido de la pelvis a través de la vagina. Los órganos que pueden caer son la vejiga, y hablamos entonces de cistocele; el recto o parte final del intestino, y hablamos entonces de rectocele; o el útero, y hablamos entonces de histerocele o prolapso uterino.

¿Por qué ocurre? Existen diferentes causas que pueden darse a la vez o no. Se trata de factores predisponentes. Entre ellos están los partos vaginales, haberse sometido a una intervención llamada histerectomía ("te han quitado el útero"), obesidad y la edad avanzada.

¿Qué síntomas puedes tener si tienes un prolapso? Muchas mujeres con este problema no tienen ningún síntoma. Pero algunas mujeres que presentan un prolapso pueden tener cualquiera de los siguientes síntomas: 

- Presión en la pelvis o en la vagina

- Un bulto en la vagina o saliendo de ésta

- Pérdida de orina con la risa, la tos, el estornudo o cualquier esfuerzo

- Necesidad muy urgente de orinar 

Las tres edades de la mujer

¿Hay alguna prueba para diagnosticar un prolapso?  No es necesario realizar ninguna prueba de imagen ni de laboratorio. Tu médico ginecólogo o de familia realizará un examen físico pélvico.

¿Hay algo que pueda hacer para mejorar? Esta es la buena noticia. Puedes aprender y realizar ejercicio para fortalecer tu suelo pélvico, una especie de soporte que impide el descenso de los órganos de la pelvis. Si esto te resulta complicado por ti misma puedes consultar a un fisioterapeuta especializado es este tipo de problemas.

Si esto no funciona, ¿hay alguna solución? Si el prolapso es considerable puede ser necesario el uso de pesarios, un dispositivo que se introduce en tu vagina para reposicionar y mantener los órganos que han descendido. Si todo esto no logra aliviar tus síntomas queda la opción quirúrgica. Con ella, los órganos se mantienen sujetos de manera permanente, evitando su descenso.

Y, ¿se puede prevenir el prolapso? Puedes reducir las posibilidades de prolapso si pierdes peso en caso de obesidad, si evitas el estreñimiento y si evitas actividades con mucha carga.

Para saber más:

Como anunciamos por nuestras redes sociales hace unos meses, el receptor de la donación de fen de este año es la Fundación Recover. Se trata de una organización no gubernamental (ONG) que desarrolla proyectos de cooperación en el ámbito sanitario en África. Les hemos pedido que hagan una presentación de lo que hacen. Así que este espacio es para ellos. 

La Fundación Recover Hospitales para África nace en España en 2006 como parte de la iniciativa de un grupo de profesionales vinculados al sector sanitario, de actuar para mejorar la sanidad en países en vías de desarrollo. Conocedores de que en el continente africano es muy difícil encontrar servicios de salud con ciertas garantías y a precio asequible, pusieron manos a la obra para mejorar esta situación.

Recover es una institución privada, laica y sin ánimo de lucro. Nuestras acciones, desde sus orígenes, van orientadas a conseguir que la población tenga acceso a los servicios de salud, al tiempo que intentamos que éstos servicios ofrezcan mayores garantías asistenciales.

Desde la primera actuación de la Fundación, con su participación en el proyecto de un Centro Hospitalario en un suburbio de la ciudad de Yaundé (capital de Camerún). La variedad de actividades a las que nos dedicamos, ha ido aumentando, conforme han surgido nuevas formas de alcanzar nuestros objetivos.

Hoy, a ese primer hospital hermanado, se le unieron dos más, en las ciudades de Djuang y Monavebe, además de varias mejoras puntuales en hospitales repartidos por toda África Subsahariana.

A las mejoras de infraestructura y envío de voluntarios para trabajar en terreno, se suma el trabajo que realizamos con la Plataforma de Salud 2.0, que permite contactar a personal médico en África, con especialistas en España, para resolver casos de alta complejidad, o al menos diagnosticarlos.

Naturalmente, hay casos que no pueden resolverse en el terreno, por la falta de materiales, equipamiento y sobre todo personal (en España hay 37 medicos cada 10.000 habitantes, mientras que en Camerún hay 0,8). Como consecuencia, organizamos programas de becas formativas de profesionales africanos, a la vez que nos ocupamos del traslado de pacientes para que puedan ser operados en España.

"¡La Fisioterapia es mucho más que las imágenes que puede ver en una búsqueda en Google!". Eso dice Stephanie Prendergast en una parte de la entrada de la bitácora del Pelvic Health and Rehabilitation Centre. En el marco de una campaña de divulgación de lo que puede ofrecer la Fisioterapia publican algunas nociones destinadas al público en general. Nosotros nos hicimos eco de ello y nos pareció tan bien que les pedimos permiso para adaptarlo al castellano. Si usted piensa que tiene problemas de continencia de orina, dolor en la pelvis, sensación de abultamiento en la zona vaginal u otros síntomas, sepa que el fisioterapeuta puede ayudarle. Lea, en unos minutos, esta información.

Muchas personas no saben que pueden ir a un fisioterapeuta del suelo pélvico. Pero, ¿qué es lo que necesita saber acerca de la fisioterapia pélvica?

Aquí están los fundamentos:

 Los músculos del suelo pélvico participan en las funciones urinaria, intestinal y sexual:

  • mantienen el flujo de orina
  • participan en el orgasmo
  • actuán cuando hacemos pis y caca
  • ayudan a las mujeres cuando dan a luz
  • mantienen sus órganos en la pelvis

Si te gusta practicar el fútbol, el baloncesto, eres corredor o practicas gimnasia, tienes entre 8 y 12 años, eres chico (en las chicas también ocurre pero es menos frecuente) y te duele uno o los dos talones puedes sufrir lo que es conocido como enfermedad de Sever o apofisitis calcánea. Se trata de la inflamación de la placa de crecimiento en el hueso del talón. Esta placa se puede inflamar por diferentes motivos. El sobreuso de la zona por actividades como salto y carrera, el uso de calzado con poca protección en la zona de talón, el uso de botas de clavos pueden ocasionar inflamación de la zona, así como la actividad metabólica aumentada en periodos de crecimiento rápido. No suele ser necesario que te hagan ninguna prueba de imagen y el diagnóstico se basa en las manifestaciones clínicas: dolor de talón asociado a actividad física que comienza de forma brusca, puede que te cueste estirar los músculos gémelos y el sóleo. El dolor se reproduce si te palpan la zona o te aprietan el talón por ambos lados. Para disminuir la inflamación puedes colocarte frío de manera local, estirar la musculatura posterior de tu pierna, usar calzado con un buen almohadillado en el talón y también puedes probar con una talonera. En el periodo agudo de dolor debes disminuir la practica de tu deporte favorito. En tres o cuatro semanas el dolor debe desaparecer. Si no se pasa puede ser necesario hacer un estudio más exhaustivo para descartar otros problemas que pueden ocasionar dolor en el talón. 

 

Reincidimos en la publicación de alguna de las aportaciones que los estudiantes de Fisioterapia de Prácticum hicieron en su estancia en nuestro centro de trabajo. En esta ocasión pedimos a Maria Jesús Mejuto Vázquez que preparara una breve exposición de lo que es la parálisis facial. De manera muy sucinta pero clara realizó la presentación que ahora mostramos. Esperamos que sirva para los fisioterapeutas "olvidadizos" y para cualquier usuario que quiera resolver dudas sobre esta afección.

Compártelo

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.